ENVIO GRATUITO EN MÉXICO A PARTIR DE 300 PESOS MEXICANOS POR HOTSALE

El amor a veces duele pero siempre es bonito.

De las experiencias malas siempre saldrá una mejor enseñanza que de las buenas.

Desde chico he aprendiendo a errores tras errores (muuuuuuchos errores) que las experiencias malas aunque pueden doler por un tiempo, siempre son mejores que las buenas, dejan una enseñanza que la vida debía de darnos sí o sí.

Creo que en el amor pasa algo similar.

El amor, como trate de ilustrar, siempre nos va a cambiar para bien. Sea una experiencia dolorosa o no, el amor siempre viene acompañada de una gran enseñanza que necesitábamos aprender para vivir.

Es curioso, aunque salgamos de la escuela, nunca dejamos de aprender. Es parte de nuestro camino de enseñanzas hacia la muerte (o eso quiero pensar), por la vida siempre encontraremos nuevos maestros y muchos de ellos son nuestras parejas.

Hay veces que nos limitamos a extrañar e inclusive a odiar a la otra persona, pero tal vez si abrimos un poco más el panorama de recuerdos, podamos encontrar eso que esa persona nos vino a enseñar.

Aquí la viñeta que te digo:

No te olvides que puedes adquirir mi libro ¿Qué hago aquí? en este mismo sitio web :)

Te amo!

Torna.

Dejar un comentario